Cartas desde la cárcel a Sophie Liebknecht

$14.000

Descripción

Rosa Luxemburg pasó tres años y cuatro meses en la cárcel durante la Primera Guerra Mundial. Completamente aislada del mundo exterior, sólo recibía libros y cartas previamente censurados. Una vez al mes recibía una visita bajo vigilancia estricta. Aún así, durante todo ese tiempo se las ingenió para seguir trabajando y escribiendo, haciéndole llegar ilegalmente a sus amigos algunas octavillas, manifiestos y artículos políticos, que en alguna ocasión llegaron incluso a publicarse bajo seudónimo.

Información adicional

Encuadernación

Rústica

ISBN

9788416160945

Editorial

Abada

Páginas

104

Autor

Rosa Luxemburgo (1870-1919) Revolucionaria y teórica del socialismo alemán, de origen judío polaco. Hija de un comerciante de Varsovia, su brillante inteligencia le permitió estudiar a pesar de los prejuicios de la época y de la discriminación que las autoridades zaristas imponían en Polonia contra los judíos. Su militancia socialista le obligó a exiliarse desde los 18 años, refugiándose en Suiza, donde terminó sus estudios de Derecho, trabó contacto con revolucionarios exiliados y se unió a la dirección del joven Partido Socialdemócrata Polaco. En 1898 se trasladó a Alemania para unirse al poderoso Partido Socialdemócrata de aquel país (SPD) y participar en los debates teóricos que lo agitaban desde la muerte de Marx y Engels. Asociada con Kautsky, defendió la «ortodoxia» marxista frente al «revisionismo» de Bernstein e hizo aportaciones teóricas originales en torno al imperialismo y al derrumbe del capitalismo, que creía inevitable (La acumulación del capital, 1913). Junto con Karl Liebknecht encabezó las protestas de los socialistas de izquierda contra la Primera Guerra Mundial y contra la renuncia del SPD al internacionalismo pacifista; fue detenida por ello en 1915, pero continuó escribiendo desde la cárcel. Fue ella quien puso las bases teóricas para la escisión de la Liga de los Espartaquistas (1918), transformada un año más tarde en Partido Comunista Alemán (KPD). Junto con Liebknecht, lanzó la Revolución espartaquista de 1919; y, como él, murió a manos de los militares encargados de su represión.

También te recomendamos…