La invasión desde Marte

$18.500

La noche de Halloween de 1938 Orson Welles y el Mercury Theatre emitían su adaptación radiofónica de La guerra de los mundos. El programa, hábilmente maquillado, pretendía ser un anodino espacio musical interrumpido por unos alarmantes boletines informativos. Las reacciones no se hicieron esperar: una ola de pánico colectivo sacudió el país. La inocentada se saldaría con una costosa serie de procesos contra la CBS y lanzaría a la fama al jovencísimo Orson Welles. Esta edición incluye el guión radiofónico y un estudio de H. Cantril sobre la psicología del pánico.

Descripción

La noche de Halloween de 1938 Orson Welles y el Mercury Theatre emitían su adaptación radiofónica de La guerra de los mundos. El programa, hábilmente maquillado, pretendía ser un anodino espacio musical interrumpido por unos alarmantes boletines informativos. Las reacciones no se hicieron esperar: una ola de pánico colectivo sacudió el país. La inocentada se saldaría con una costosa serie de procesos contra la CBS y lanzaría a la fama al jovencísimo Orson Welles. Esta edición incluye el guión radiofónico y un estudio de H. Cantril sobre la psicología del pánico.

Información adicional

Encuadernación

Rústica

ISBN

9788496258358

Editorial

Abada

Páginas

256

Autor

George Orson Welles (Kenosha, Wisconsin; 6 de mayo de 1915-Hollywood, California; 10 de octubre de 1985) fue un actor, director, guionista y productor de cine estadounidense. Considerado uno de los artistas más versátiles del siglo xx en el campo del teatro, la radio y el cine, alcanzó el éxito a los veintitrés años gracias a la obra radiofónica La guerra de los mundos, que causó conmoción en los Estados Unidos cuando muchos oyentes del programa pensaron que se trataba de una retransmisión verdadera de una invasión extraterrestre. Este sensacional debut le valió un contrato para tres películas con el estudio cinematográfico RKO, que le otorgó libertad absoluta en sus realizaciones. A pesar de estos beneficios, solo uno de sus proyectos previstos pudo ver la luz: Citizen Kane (1941), su película más exitosa.